UNA INTERPROFESIONAL DEL VINO, ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ?

 

El 30 de julio de 2014* se aprueba la creación de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE). Por primera vez, el sector se une bajo el amparo de un mismo organismo, lo que es un hito en la historia del vino de nuestro país. Rama de producción y comercialización dejan a un lado lo que les diferencia para centrarse en lo que les une: incrementar la cadena de valor del vino.  La excesiva atomización del sector del vino -7.000 operadores, 600 cooperativas y 140.000 viticultores- hacía necesaria el nacimiento de esta Organización.

 

La excesiva atomización del sector del vino -7.400 operadores* y 570.000 viticultores** - ha sido una de las principales razones por las que el mensaje del vino no ha llegado suficientemente claro a la sociedad. Según los expertos, este hecho también podría ser una de las razones de la alarmante pérdida de consumidores en nuestro país. El sector que debía unirse para trabajar conjuntamente y poder competir con el resto de bebidas de nuestro país que normalmente están más concentrados.  

 

*Orden AAA/2502/2014, conforme a lo dispuesto en la Ley 38/1994 del 30 de diciembre, reguladora de las organizaciones interprofesionales agroalimentarias y en su Reglamento, aprobado por Real Decreto 705/1997, de 16 de mayo.

 

 

¿Qués es la Extensión de Norma?

En 2016 el Ministerio de Agricultura aprueba la Orden AAA/1241/2016, de 14 de julio que establece que todo acuerdo adoptado por la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) relativo a actividades definidas en la ley 38/1994* se extienda al conjunto del sector, con independencia del tipo de vino que produzca. La Extensión de Normas fija también una aportación económica (artículo 4) para las campañas 2016/2017, 2017/2018 y 2018/2019. 

Leer más...

 

*Artículo 8 de la Ley 38/1994, reguladora de las organizaciones interprofesionales agroalimentarias, establece que adoptado un acuerdo en el seno de una organización interprofesional agroalimentaria, relativo a actividades relacionadas con las finalidades definidas en el artículo 3 de dicha ley que cuenten con un determinado nivel de respaldo, podrán extenderse al conjunto de productores y operadores del sector o producto.