Suspensión temporal de los aranceles EE. UU. y la UE

El vino español, uno de los sectores afectados por el conflicto comercial Airbus-Boing, espera que esta decisión sea un paso para llegar a la solución definitiva y así poder retomar las exportaciones al mercado estadounidense, un destino clave para España 

08/03/2021 - La Comisión Europea anunció el pasado 5 de marzo la decisión de suspender todos los aranceles impuestos entre los Estados Unidos (EE. UU.) y la Unión Europea (CE) en las disputas de Airbus y Boeing por un período de cuatro meses. Tanto instituciones europeas como nacionales y los propios sectores afectados, entre ellos el vino, han celebrado este acuerdo y se ha señalado que este es un gran paso para llegar cuanto antes a una solución definitiva en el seno de la Organización Mundial del Comercio.

Los aranceles adicionales de EE.UU. se fijaron en un 10% para los productos de la industria aeronáutica y en un 25% para los productos agroalimentarios. Dichos sobrecargos se iniciaron el pasado 18 de octubre de 2019 y han afectado a importantes productos agroalimentarios, como el aceite de oliva envasado, vinos tranquilos envasados (con alcohol inferior a 14º), aceitunas verdes, quesos, cítricos, carne de porcino o conservas de moluscos.

En noviembre de 2020 la Comisión aprobó el Reglamento de Ejecución y la lista de productos sobre los que se aplicaron las contramedidas arancelarias a EE.UU. por importe aproximado de 4.000 millones de dólares como contramedida a las subvenciones ilegales al fabricante de aviones estadounidense Boeing.  Esta decisión se basó en la resolución de la Organización Mundial de Comercio (OMC) del 13 de octubre de 2019 por la que se reconocía a la UE la potestad para ejercer sus propios derechos a retirar concesiones o imponer contramedidas a EE.UU. La propuesta de Reglamento de Ejecución establecía la intención de la Comisión Europea de suspender la aplicación del futuro Reglamento en el momento que EE. UU. levantara sus medidas. Se inicia ahora un período de cuatro meses en el que ambas partes deberán negociar las futuras disciplinas para la concesión de apoyo oficial a los fabricantes de aeronaves.